martes, 19 de abril de 2011

Culpable no. Diferente...


Difieres, accedes, padeces y creces.
Asumes, respondes, adornas y vendes.

De donde vienes las voces
de aquellos que piensan pero no dicen,
de esos que miran pero no ven,
de los que hablan pero no hacen.

De donde salen los versos
a lunas rotas sin brillo,
a mares sucios y frios,
a campos secos, vacios.

Deciden quien entra y quien sale,
predicen bienes y males,
anuncian, limpios de sangre,
que el rojo, del verde sale.

La culpa de un dicho eclipsa los hechos,
vida a lo visto fuera del pecho,
suerte que tiñe calores con versos,
versos que limpian el mal de esas gentes,
de voces que soplan firmes y conscientes,
amor por la lengua que una a los vivientes,
no veas en mi lo que ojos invidentes
se empeñan en ver:
Clupable no! Diferente...





No hay comentarios:

Publicar un comentario